Saltar al contenido

Enfermedades profesionales: Definición, causas y factores

enfermedad profesional
Toda actividad laboral puede generar cierto nivel de riesgo de padecer una enfermedad profesional, sobre todo, si se trata de actividades relacionadas con el sector de minería, construcción y energética. No obstante, este nivel de riesgo dependerá de los procedimientos de bioseguridad que cada empresa implemente para prevenirlas.

En esta oportunidad hablaremos todo sobre las enfermedades profesionales: qué son, causas, clasificación, las enfermedades más recurrentes y cuáles son las medidas de prevención. ¿Te interesa? Continúa con nosotros.

¿Qué son las enfermedades profesionales? Definición

Definición. Las enfermedades profesionales son todas aquellas dolencias que se desarrollan como consecuencia del desempeño de una actividad laboral o profesional o debido a un accidente dentro del área de trabajo, lo que en algunos casos puede conllevar a que la persona sufra algún tipo de incapacidad o incluso la muerte.

Por otro lado, la OMS define una enfermedad laboral como un estado patológico adquirido como consecuencia de la ejecución de actividades laborales o por la exposición al medio en el cual se trabaja, y puede ser causado por agentes físicos, biológicos, químicos, sociales e incluso emocionales.

Según datos reflejados por la OIT, las enfermedades ocasionadas por el trabajo matan 6 veces más que los accidentes de trabajo.

Una enfermedad de trabajo son consecuencia de la exposición a agentes nocivos en el ambiente de trabajo. Son enfermedades que se pueden prevenir mediante la adopción de medidas de seguridad y salud en el trabajo.

¿Cómo se clasifican las enfermedades profesionales?

Las enfermedades profesionales pueden ser agrupadas en 6 grupos:

  • Grupo 1: enfermedades profesionales causadas por agentes químicos.
  • Grupo 2: enfermedades profesionales causadas por agentes físicos.
  • Grupo 3: enfermedades profesionales causadas por agentes biológicos.
  • Grupo 4: enfermedades profesionales causadas por inhalación de sustancias y agentes no comprendidas en otros apartados.
  • Grupo 5: enfermedades profesionales de la piel causadas por sustancias y agentes no comprendidos en alguno de los otros apartados.
  • Grupo 6: enfermedades profesionales causadas por agentes carcinogénicos.

La enfermedades profesionales también pueden ser clasificadas en función de la vía de entrada de los agentes causantes de la enfermedad en el organismo. Así, se pueden distinguir estas enfermedades por contacto, por inhalación, por ingestión o por picaduras.

Ejemplo de enfermedades profesionales

Las enfermedades profesionales pueden ser de muchos tipos, pero algunos ejemplos son:

1. Asma bronquial

Producida por la exposición a determinados agentes químicos (como el amianto) o biológicos (como los microorganismos).

2. Dermatitis

Producida por la exposición a determinados productos químicos (como los disolventes) o a la luz solar (como en el caso de las dermatitis por radiaciones ultravioletas).

3. Lesiones por esfuerzo repetitivo

Producidas por la repetición de movimientos bruscos o forzados (como en el caso de las lesiones por vibraciones).

4. Lesiones por caídas

Producidas por caídas desde una altura considerable (como en el caso de las lesiones por caídas de altura).

5. Intoxicaciones

Producidas por la exposición a determinados productos químicos (como el plomo) o a microorganismos (como en el caso de las intoxicaciones por legionelas).

6. Cáncer

Producido por la exposición a determinadas sustancias cancerígenas (como el amianto) o a la radiación (como en el caso del cáncer por radiaciones ionizantes).

7. Infartos

Producidos por la exposición a determinados factores de riesgo (como el tabaco).

tipos de enfermedades ocupacional

Enfermedad laboral más comunes en el trabajo

Enfermedades profesionales según el puesto de trabajo

En este apartado mencionaremos las enfermedades ocupacionales más comunes o recurrentes entre los trabajadores, según el área de trabajo:

  • Construcción: quemaduras leves y graves, cáncer en la piel, enfermedades respiratorias como silicosis, asbestosis, neumoconiosis, entre otras.
  • Industria agropecuaria: enfermedades de la piel como brucelosis, carbunco, Ántrax; y enfermedades respiratorias como tuberculosis, bisinosis, pulmón de cangrejo.
  • Almacenes, mecánica, manejo de automóviles: se presentan enfermedades músculo-esqueléticas como la enfermedad del manguito rotador, hernia discal, ciatalgia, desgarros musculares.
  • Sector salud, bancario, administrativo, docencia y ATC: enfermedades asociadas a factores psicosociales como estrés, migrañas, depresión; y enfermedades visuales como fatiga visual. También se presentan con mucha asiduidad enfermedades musculo-esqueléticas como lumbalgia, síndrome del túnel carpiano y la enfermedad del manguito rotador.
  • Cosmetología y limpieza: enfermedades de la piel como dermatitis o urticaria, vitíligo profesional; y enfermedades respiratorias  como asma, alveolitis, bronquitis.

Medidas preventivas de las enfermedades profesionales

Para evitar al máximo las enfermedades ocupacionales y con ello todas las consecuencias que esto supone, es recomendable seguir un protocolo de bioseguridad adecuado (medidas preventivas), como el que describiremos a continuación:

1. Identificar los riesgos y peligros

Lo primero que se debe hacer es determinar y conocer los riesgos y peligros a los que están expuestos los trabajadores en el ámbito laboral. De este modo, se sabrá exactamente qué tan propensos están dichos trabajadores a sufrir una enfermedad.

2. Erradicar  o minimizar los riesgos y peligros

Lo siguiente es tratar de eliminar o minimizar los riesgos y peligros antes identificados. Para ello es necesario contar con personal especializado en seguridad y salud, el cual desarrollará un programa en donde se vigile constantemente al personal con la finalidad de alertar cualquier cambio en su salud.

3. Capacitar al personal sobre los riesgos y peligros

La falta de conocimiento de los trabajadores y empleadores sobre los riesgos y peligros a los están expuestos en cada una de las áreas, aumenta la probabilidad de que las enfermedades ocupacionales se manifiesten, De allí, la importancia de brindar información oportuna, relevante y constante a todos los involucrados en la organización o empresa.

4. Entregar implementos de protección personal

En dado caso que los factores de riesgos no puedan ser modificados, una manera muy efectiva de prevenir las enfermedades ocupacionales, es recomendable entregar a los trabajadores aquellos elementos necesarios que los protejan de estos factores.

5. Controlar las medidas implementadas

No basta con implementar ciertas medidas para prevenir enfermedades ocupacionales, también se vuelve necesario llevar un control y verificación de estas, así se garantiza que la implementación perdure en el tiempo y realmente cumplan con el propósito de prevenir dichas enfermedades.

Bueno, con esta última medida de prevención damos por terminado este sustancioso post sobre las enfermedades profesionales. Esperamos que toda la información te haya servido de ayuda y ya puedas identificar claramente cuáles son los factores de riesgo que incrementan las posibilidades de que se produzcan y cuales medidas aplicar para prevenirlas.

Hasta una próxima oportunidad.

Si te fue de gran utilidad este post, no olvides en valorar y compartir en las redes sociales.

Valora la información

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.