Saltar al contenido

Riesgo Inherente: ¿Qué es y como actuar?

que es riesgo inherente
que es riesgo inherente

Tipos de riesgos que siempre estarán presentes.

Las personas están constantemente expuestas a muchos riesgos que pueden llegar a afectar su salud y bienestar, y en el ámbito laboral no hay excepción, existen algunos riesgos como el riesgo inherente, el cual se encuentra inmerso en cada actividad laboral y es prácticamente inevitable.

En esta oportunidad hablamos todo sobre este tipo de riesgo: que es, tipos que existen, como identificarlo, que hacer frente a este, ejemplos y, también dedicaremos un apartado al riesgo inherente en auditoría. ¡Comencemos!

¿Qué es el riesgo inherente?

Definición. El riesgo inherente hace referencia a aquel riesgo que existe básicamente en toda actividad y que no puede ser erradicado. Asimismo, los riesgos inherentes son la susceptibilidad de que una afirmación, sobre una transacción o saldo contable, presente errores, ya sea de forma individual o en conjunto con otros errores, antes de tener en cuenta los correspondientes controles.

En el mundo empresarial, este tipo de riesgo puede afectar la rentabilidad y el capital de las empresas, por lo que su identificación debe hacerse en los planes de gestión.

Al ser riesgos que no se pueden eliminar, las distintas áreas de una organización deben prepararse para disminuir al máximo las consecuencias, en caso de que ocurra una eventualidad.

Ejemplos de riesgo inherente

En las diversas actividades industriales se pueden encontrar riesgos inherentes como:

  • Sector transporte: como los accidentes viales o volcamientos. En este sentido, aunque la empresa tome medidas de prevención, como la capacitación de los conductores, seguros, controles internos, etc., igual pueden ocurrir estos hechos por la imprudencia de terceros
  • Sector metalmecánico: se pueden presentar quemaduras o contusiones por golpes.
  • Sector de minería: derrumbes, caídas, atrapamientos y explosiones.
  • Sector administrativo y contable: específicamente, en el caso de las auditorías, siempre está presente el riesgo inherente de errores en los saldos de las cuentas. La complejidad de las operaciones, la inmensa cantidad de reglamentaciones y el desarrollo de nuevos productos y servicios, generalmente, conducen a ciertos errores, por lo que determinar el riesgo inherente es importante para evitar dichos errores y todo tipo de actividad fraudulenta o ilícitas.

Cómo se clasifican los riesgos inherentes

Por lo general, los riesgos inherentes se clasifican de acuerdo a:

  • Factores externos
  • Área financiera
  • Recursos humanos
  • Control Interno
  • Políticas y normas de la empresa
  • Características de la empresa u organización

Cómo determinar un riesgo inherente

Este se puede determinar mediante un cálculo que se hace luego de una evaluación de un riesgo de tratado, que se encuentra dentro de una calificación de riesgos propios de una organización.

determinar los riesgos inherente

Existen varios métodos para identificarlos, sin embargo un procedimiento muy usado es el siguiente:

        1# Se debe reunir información actualizada de la empresa y de los métodos de control interno, como los objetivos, valores, operación, de manera que se puedan encontrar las fuentes de riesgo inherente.

       2# Lo siguiente es sistematizar la información para evaluar los riesgos. Se pueden diseñar sistemas de identificación y evaluación del origen de los riesgos inherentes, cómo las características de cada una de las actividades de la empresa.

        3# Luego, se puede relacionar dichos riesgos con áreas y procesos de la empresa, de modo que se pueda conseguir una perspectiva que muestre el origen de los riesgos y la manera de evitarlos.

        4# Seguidamente, se deben clasificar los riesgos inherentes según la actividad.

        5# Ahora bien, una vez identificados los riesgos, se debe proceder a valorar el impacto que estos pueden causar en el objetivo de la actividad.

¿Cómo se debe actuar frente a los riesgos inherentes?

En este punto, es importante mencionar que no todos los riesgos inherentes presentes en las actividades de una organización son negativos. De allí, que su identificación se debe gestionar con anticipación y suficiente planeación, para así aumentar las probabilidades de transformarlos en oportunidades.

Ahora bien, independientemente de que se puedan transformar o no en una oportunidad, el objetivo siempre será minimizar la probabilidad de ocurrencia,  y con ello, el nivel  de impacto.

Para ello, basta con contemplar un plan de gestión mediante transferencia y métodos de reducción y control.

Riesgos inherentes en auditoría

Al igual que muchos otros ámbitos o sectores, en auditoría se pueden identificar varios tipos de riesgos: riesgos inherentes, riesgos de control y riesgos de detección. Sin embargo, en este sector, la combinación de estos riesgos será el punto de partida para determinar los procedimientos que el auditor debe efectuar.

riesgo inherente en auditoria

En este sentido, en una auditoría siempre existirán riesgos que pueden afectar su realización, por lo que el trabajo del auditor será estimar cuál es la probabilidad de que existan errores en los estados financieros, de modo que pueda definir los distintos procedimientos de auditoría a llevar a cabo, el nivel de errores y la cantidad de evidencias a recoger.

A medida que el auditor conozca los riesgos inherentes de la empresa, podrá planificar con mayor facilidad la auditoría. Cuando el auditor conoce qué áreas de los estados financieros presentan mayor riesgo inherente, es allí donde implementará la mayor cantidad de procedimientos de auditoría, con la finalidad de disminuir el impacto de dichos riesgos.

Ejemplo de riesgo inherentes en una auditoría

  1. Fraude dentro de una  transacción: es el mayor ejemplo de riesgo inherente o generalizado dentro de una auditoría. Por lo general, es cometido por los empleados de la alta dirección y, básicamente, lo que hacen es reducir o eludir la efectividad de los controles financieros, como falsificar anotaciones en cuentas.
  2. Tono desde lo alto: es un factor de riesgo inherente en la evaluación de las afirmaciones de gestión. Esto se refiere al ambiente laboral que es creado por los líderes de la organización.
  3. Riesgo de la continuidad de las actividades: es el riesgo inherente de que una empresa vaya a fracasar. Este riesgo debe ser evaluado por los auditores en los estados financieros.

Conclusión

En síntesis, el riesgo inherente se refiere a los riesgos presentes en cada actividad que no pueden ser erradicados por completo, pero sí controlados, de allí la importancia de identificarlos a tiempo.

Esperamos que la información aquí plasmada te haya sido de ayuda y ya tengas más claro de que trata este tipo de riesgo, como determinarlo y controlarlo.

¡Hasta una próxima entrega! 

5/5 - (1 voto)

1 comentario en «Riesgo Inherente: ¿Qué es y como actuar?»

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.