Riesgos laborales en la cocina

riesgos laborales en la cocina

Con bastante frecuencia los empleados de la rama de la gastronomía experimentan riesgos laborales en la cocina, debido a que están expuestos a diversos peligros precedidos de la preparación de los alimentos que pueden deteriorar la salud de los mismos. Entonces, para evitarla es necesario adoptar medidas de precaución adecuadas. 

En cuanto a los principales riesgos se pueden destacar: manipulación del horno, materiales cortantes, exposición constante a elevadas y muy bajas temperaturas (calor y frío). Utilización de químicos como el jabón o cloro para la limpieza de la vajilla y la cocina en general.

Además, del riesgo de caídas por pisos mojados con agua o aceite, son otros de los factores que afectan la seguridad del trabajador.

Principales riesgos del trabajo en la cocina

1. Exposición a altas temperaturas (quemaduras)

En la cocina, el factor fundamental de riesgo es el calor, procedente de los alimentos contenidos en ollas por ejemplo, del fuego de hornos, aceite caliente de las freidoras, vapor, entre otros. Son elementos que pueden generar quemaduras graves. 

El riesgo de incendio también es considerable, por las cocinas de gas, horno y presencia de diversos productos inflamables.

2. Peligro de resbalones o deslices

Este es uno de los accidentes que ocurren con mayor frecuencia en la cocina. Se debe principalmente a la presencia de residuos de comida en el suelo, agua, aceite y jabón si se ha limpiado recientemente. Esto conlleva a consecuencias graves como esguinces y fracturas.

3. Cortes y punzadas

Este es uno de los principales riesgos laborales en la cocina, debido a que es imprescindible el empleo de herramientas cortantes y punzantes como: cuchillos, tijeras, pinzas, cortadoras, pica todo, abridores de latas, etc.

4. Riesgos biológicos

Son consecuencia de la constante manipulación de alimentos. Lo que puede generar daños a la piel como: dermatitis, infecciones, presencia de verrugas en las palmas de las manos, por efecto de los hongos, virus, bacterias, entre otros; presentes en residuos de los víveres: jugos, vegetales, carnes, mariscos, pescado y frutas. 

5. Falta de ergonomía

La falta de ergonomía en las diversas actividades que realiza el personal de cocina puede conllevar a lesiones fuertes como:

El trastorno músculo esquelético. Está relacionado con dolencias en las manos, muñecas, hombros, brazos, cuello y espalda (lesiones crónicas en la columna). Como consecuencia de movimientos monótonos y composturas forzadas.

El manejo de carga pesada si se realiza con los músculos de la espalda y no de las piernas conllevará a fuertes dolencias de la misma. El saber manipular la carga y mantener los objetos próximos al cuerpo evitará este problema.

6. Riesgos psicosociales

Largas horas de trabajo, recarga del mismo, horario nocturno y extenso, conllevan al estrés laboral. Además, de cumplir órdenes a cada momento, son efectos negativos para la salud del trabajador. 

El exceso de presión con respecto al tiempo (entrega de pedidos), además de reclamos por parte del cliente, son los principales factores que conllevan a la inestabilidad emocional: ansiedad, problemas psicológicos  y depresión.

7. Riesgos con el contacto eléctrico

En el área de la cocina hay múltiples aparatos eléctricos que se manipulan con las manos, con pies/ropa húmeda y si los mismos tienen cables deteriorados pueden ocasionar descargas eléctricas. Todos estos factores pueden generar accidentes graves y causar daños a la salud del empleado.

¿Cómo prevenir los riesgos laborales en la cocina?

riesgos en la cocina

¿Cómo podemos prevenir estos riesgos? Un excelente plan de prevención es la base para prevenir los accidentes laborales; juntar a esto, la inspección exhaustiva de equipos o máquinas, garantizará la seguridad en el área. 

Por consiguiente, se hará referencia a una serie de medidas preventivas a tomar en cuenta para evitar accidentes y daños a la salud del trabajador.

1. Prevención ante quemaduras

Para la manipulación de sartenes y cualquier utensilio caliente se deben utilizar guantes antitérmicos especiales. Una de las principales precauciones ante este riesgo es el tener especial cuidado de escurrir los alimentos que contengan cierta cantidad de agua, antes de introducir al aceite caliente. 

Se deben ubicar correctamente los mangos de las ollas y otros recipientes para evitar tropezar con ellos y causar derrames que puedan generar quemaduras.

2. Protección ante resbalones o caídas 

Cuando se esté realizando la limpieza del piso, es importante colocar un aviso de precaución para evitar accidentes. 

Si el suelo se encuentra deteriorado. El mantenimiento inmediato es la mejor opción. 

Al generarse un derrame sea de restos de comida o de aceite, es necesario limpiar rápidamente y de esta manera se evitan las caídas.

3. Evitar cortes o punzadas

Los cuchillos y herramientas afiladas deben estar cuidadosamente guardados de manera correcta en estantes destinados para ellos y dentro de las fundas correspondientes.

 Al utilizar el cuchillo (realizar cortes), el filo del mismo no debe ir en dirección hacia el cuerpo.

Es importante utilizar guantes especiales en la mano contraria a la que está realizando el corte.

Se deben desconectar los equipos o máquinas para cortar o picar, en el momento de realizar su limpieza.

En caso de rompimiento de platos, vasos u otros utensilios de vidrios, lo más recomendable es levantarlos con la escoba y pala en lugar de emplear las manos.

4. Prevenir riesgos biológicos

El aseo personal debe ser extremo, lavarse las manos constantemente y tomar una ducha antes de empezar la jornada, impedirá la generación de contaminantes biológicos.

Si se experimenta una cortada, es necesario lavar con alcohol/desinfectante y utilizar curas asépticas para evitar cualquier contaminación en los alimentos.

5. Implementar ergonomía

Si la carga es muy pesada es necesario utilizar carritos transportadores y tratar en lo posible de empujarlo en lugar de halarlo, para evitar dolencias en la espalda. Asimismo, es indispensable utilizar faja lumbar para fortalecer la misma.

Evitar tener el almacenaje en el piso (de uso diario). El mismo debe estar ubicado a la altura del pecho para mayor comodidad.

6. Medidas preventivas contra el estrés

Es relevante establecer planes de trabajo para fortalecer el trabajo en equipo y agilizar el trabajo. De esta manera se reducen las cargas laborales.

Establecer horas de descanso. Realizar pausas activas y recreativas en un lugar adecuado.

Implantar reuniones para resolver conflictos y mejorar la comunicación entre compañeros.

Con esta última recomendación para prevenir los riesgos laborales en la cocina damos por terminado este post. Esperamos te haya ayudado a vislumbrar todas tus dudas con respecto al tema. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.