Importancia de la Prevención de Riesgos Laborales (PRL)

importancia de la prevención de riesgos laborales
La prevención de riesgos laborales es importante y crucial en las empresas. Estamos hablando de un plan que se lleva a cabo, con el objetivo de evitar que un empleado pueda sufrir algún determinado daño en su puesto de trabajo (o, por lo menos, de minimizarlo).

En base a la actividad que se lleve a cabo, el empleado podría llegar a cortarse, quemarse, a intoxicarse, sufrir golpes o enfermedades de diferente índole.

Así, el lugar de trabajo también influye mucho en la prevención de riesgos laborales: no entrañará los mismos riesgos trabajar en una oficina, que en una fábrica, por ejemplo.

¿Por qué es tan importante la prevención de riesgos laborales?

Como bien hemos dicho en el párrafo anterior, ninguna empresa puede prescindir de un plan de prevención de riesgos laborales, ya que resguardar la integridad físico, mental y emocional de cada uno de de los trabajadores debe ser una prioridad para toda empresa.

En primer lugar decimos esto porque desde un principio debemos saber que todos los trabajadores que se sienten cuidados y seguros en su trabajo, realizan sus tareas mucho más motivados y esto ayuda a que dicha empresa funcione al máximo nivel.

Vamos a ver algunas características que nos harán darnos cuenta de la verdadera importancia de los riesgos laborales.

1. Incrementa la productividad de los empleados

Para que los clientes puedan conseguir un buen producto o servicio, es importante que la plantilla de trabajo esté comprometida y logre un buen rendimiento.
Pero si se sienten inseguros en el entorno de trabajo, es muy posible que este rendimiento quede afectado.

Y no solo eso: aquella impresa que invierte en formación y en prevención de riesgos, reducen la posibilidad de que los pacientes enfermen. Así, se reducirá el gasto en bajas y en formar a nuevos empleados para cubrirlas.
La prevención de riesgos mejora la productividad de los empleados. Consigue minimizar las preocupaciones y aportar una tranquilidad en el entorno laboral.

2. Se consigue un entorno de trabajo agradable

Es importante que los empleados se sientan motivados para optimizar ese rendimiento y para que todo el equipo pueda remar en la misma dirección.

Existen determinados factores que pueden incentivar la motivación por parte del empleado.
Por ejemplo, una oficina bien decorada, una climatización adecuada o un trato correcto podrían motivarle. Pero también lo consigue el sistema general de riesgos laborales.

Los empleados estarán más motivados para ir al trabajo, y esto contribuirá a crear vínculos interpersonales mucho más sólido.

Es crucial que se analicen aquellos riesgos y necesidades asociados a un determinado puesto laboral. Con un sólido planning de prevención de riesgos laborales, se conseguirá mejorar tanto la situación personal de cada empleado, como el colectivo.

Aquellas empresas que velan por el bien común de todos sus empleados están muy bien vistas.

3. Potencia la creatividad y reduce el estrés

El estrés es la principal base de muchas enfermedades. Por desgracia, no siempre se le da la importancia que realmente tiene. Será uno de los grandes enemigos en la empresa, afectando a las habilidades de los empleados: por ejemplo, no creará un ambiente donde estar cómodo, por lo que reducirá la creatividad.

En la prevención de riesgos laborales se tienen en cuenta planes para evitar el estrés. Por ejemplo, se podrían establecer tácticas para reducir el nivel de rotación del personal, ofreciendo turnos que se adapten al estilo de vida de los empleados.

Si una persona se siente bien en su puesto de trabajo, si no tiene que enfrentarse al estrés, se sentirá mucho más creativo.

4. Control constante para anticipar cualquier peligro

La empresa hará una evaluación de aquellos riesgos que puedan suponer una amenaza para los empleados. Pero también tendrá que hacer un seguimiento sobre los mismos: nunca se sabe cuándo un riesgo se podría incrementar, desaparecer, o aparecer otros nuevos.

Con la prevención de riesgos naturales nos anticipamos a una situación que podría llegar a ser bastante grave, permitiéndonos dar la respuesta adecuada.

Es fundamental conocer cuáles son los riesgos que se pueden evitar, de qué manera se pueden dar, y como se deben combatir.

También se tendrán aquellos riesgos que no se pueden evitar y cuáles son las formas de minimizarlos.

5. Se reduce el nivel de absentismo laboral

Debido a que los empleados estarán más comprometidos con su puesto, y a que los riesgos se habrán reducido de forma importante, se reducirá también el absentismo laboral, redundando en un incremento de productividad para la empresa.

La inversión en riesgos permite atraer nuevos talentos, además de retenerlos. Así, no será necesario tener que estar buscando de forma continuada a nuevos empleados para desempeñar los diferentes puestos.

La empresa no solo conseguirá dar una imagen muy interesante de cara a su cliente potencial, sino ante todo el mundo. Demostrará que está comprometida con la seguridad en el trabajo, y que se preocupa por sus clientes.

6. Mejora la confianza entre la empresa y el empleado

Cuando empezamos a trabajar en una empresa, lo primero que se hace es firmar un contrata que demuestra que hay vínculo laboral. Sin embargo, no es tan sencillo crear un vínculo de confianza.

Las medidas de prevención de riesgos laborales consiguen que el empleado se sienta seguro, por lo que podrá confiar en las condiciones que le ofrece la empresa, y sabrá que va a estar de su parte en el caso de que se produzca cualquier incidente.

Un vínculo de confianza no es algo que se pueda transmitir con palabras, sino que se transmite a través de los hechos. Una empresa que busca mejorar en sus procesos del día a día, no teme en invertir en prevención de riesgos laborales.

7. Dota a los empleados de las herramientas para actuar entre crisis

Es cierto que la prevención de riesgos laborales, tal y como su nombre indica, se encarga de actuar ante aquellos riesgos que se pueden evitar.

Sin embargo, además de cumplir con lo que exige la legislación, también se pueden producir algunas situaciones de emergencia que requieren actuar cuanto antes. Una simple respuesta, dada en el momento justo, podría ser crucial.

No solo estarán los directivos preparados para tomar decisiones, sino que los empleados recibirán una correcta formación en riesgos laborales que les permita estar preparados ante las diferentes situaciones, y saber a dónde deben recurrir en cada caso. Hoy en día, las empresas buscan a muchos expertos en PRL que ayude a mantener a su empresa lejos de los riesgos laborales.

Estos son los 7 motivos que nos indican porque es tan importante la prevención de riesgos laborales, y porque vale la pena que las empresas inviertan en programas relacionados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.