Saltar al contenido

Plan de prevención de riesgos laborales- ¿Qué es? y como elaborar

Plan de PRL

El plan de prevención de riesgos laborales es un documento que complementa la actividad preventiva de una entidad laboral, esté debe recopilar aquellas provisiones y acciones que se llevarán a cabo para reducir o evitar cualquier riesgo. Debe confeccionarse de tal forma que se acuda a un determinado tomo para hacer la consulta.

Lo cierto es que las empresas no tienen libre albedrío para confeccionar el plan, sino que deben tener en cuenta lo contemplado en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales 31/1995.

Este plan debería indicar la política preventiva que se va a seguir, establecer las responsabilidades y funciones en relación con la seguridad y salud y determinar medidas estándar que permitan asegurar el cumplimiento del mismo. Asimismo, la empresa debe contar con todas las herramientas que permiten cumplir el plan.

¿Qué beneficios tiene el plan de prevención para la empresa?

Algunos de los beneficios más comunes de un plan eficiente de prevención de lesiones en el lugar de trabajo incluyen:

  • Evalúa el nivel de compromiso de los empleados con la entidad.
  • Ayuda a establecer hábitos de prevención que podrían evitar graves accidentes.
  • Hace que el lugar de trabajo sea un lugar mucho más seguro.
  • Cumple con lo estipulado en la ley, evitando sanciones a empleados y a la empresa.
  • Indica el protocolo de actuación que se tendrá que seguir para evitar futuros riesgos.

Vamos a estudiar como diseñar un plan de riesgos laborales con más detalle en las siguientes líneas:

¿Cómo hacer un plan de prevención de riesgos laborales?

Este documento debe ser corto, de redacción sencilla y de fácil  comprensión; debe diseñarse para adaptarse a la realidad operativa de la empresa.

Para su validez y cumplimiento debe ser previamente estudiado y evaluado por la dirección de la entidad laboral para su posterior aprobación; además debe ser reconocido por toda la estructura jerárquica de la empresa,  y asimilado y entendido por todos los trabajadores involucrados.

Una vez se tenga claro el contenido, podemos empezar a elaborar el plan de riesgos laborales:

esquema de plan de riesgos

Estructura de un plan de prevención

1. Definición de la estructura

Antes de hacer nada, se elegirá a un responsable de confeccionar el plan de riesgos laborales. Este no puede ser cualquiera, sino que debe tener formación y experiencia asumiendo este tipo de responsabilidades. Además, debe ser alguien con cierto renombre en la empresa, ya que debe saber bastante sobre cómo se organiza y estructura.

El primer paso será la redacción de un índice en el que detallen las principales secciones del plan. Así, si se busca un contenido específico, se podrá avanzar sin tener que leerlo todo.

Este índice variará dependiendo de la actividad a la que se dedique la empresa, del tamaño de la esta, sector, entre otras particularidades.

2. Realización de informes por apartado

La mejor forma de trabajar el plan de riesgos laborales es efectuar un informe o ficha por cada apartado que se haya indicado en el índice.

Este es un ejemplo de la información que podría estar dentro de cada ficha:

  • Objetivos: se tendrán en cuenta los objetivos que se quieren cumplir con ese apartado del índice.
  • Resultados: se detallará la forma en la que se van a conseguir resultados. Podríamos estar hablando de diferentes métricas, de actividades, etc.
  • Supervisión: tiene que indicarse quienes van a ser los responsables de comprobar que se van a cumplir con las normas que aparecerán en el plan.
  • Otros datos: también se explicará cualquier otro dato de importancia sobre cualquier sección.

3. Creación del plan

Cuando se tenga la estructura del índice planteada, y se sepa que información va a tener cada apartado, es el momento de escribir el plan.

Debe quedar claro cuál va a ser el protocolo de actuación que se cumplirá para conseguir los objetivos estipulados. También se debe especificar una fecha de inicio a partir de la que el protocolo tendrá validez, y una fecha de fin.

Nos debemos asegurar de que queden bien claras las responsabilidades y los pasos que se tendrían que dar para lograr las metas establecidas.

4. Revisión del plan

Una vez terminado con el primer boceto del plan, es el momento de hacer una revisión. El propio encargado de su redacción tendrá que encargarse de revisarla, pero también lo hará el Comité de Dirección de la empresa.

Este comité se encargará de su lectura y revisión, indicando todos aquellos cambios que pueda considerar preciso.
Una vez se tengan claros, el redactor las introducirá y se efectuará el texto definitivo de plan de prevención de riesgos laborales, que tendrá que ser finalmente aprobado.

5. Aprobación

Lo cierto es que la aprobación del plan depende de la propia dirección de la empresa, y no de los trabajadores.

De hecho, estos no serán informados de los detalles hasta que ya haya sido aprobado (o, por lo menos, no existe ninguna obligación legal de informarles antes).

Para que la empresa se asegure de que el plan se va a cumplir, será crucial que toda la estructura reciba la información relacionada con el mismo.

6. Implementación

Llegados a este punto, el plan ya se ha redactado y se ha aprobado por parte de la dirección. Ahora es el momento de implementarlo y ver como se va a aplicar.

Hay que tener bien claro que nadie estará exento de su aplicación: no importa que se trate de un empleado de la escala jerárquica más baja, o de altos directivos. Si no se cumple, podría haber importantes sanciones.

Todos los empleados tendrán que recibir una copia del Plan de Prevención. No solo se busca que se cumplan las medidas establecidas, sino también crear una conciencia colectiva.

Tanto los empleados, como la Administración, tendrán que facilitar todos aquellos recursos técnicos, económicos y humanos que permitan la aplicación del plan.

¿Qué apartados tiene el plan de prevención de riesgos laborales?

Al redactar un plan de prevención, se debe implementar algunos apartados importantes que identificaran a la empresa. Documentado son las siguientes:

1. Identificación de la empresa:

Se debe indicar la actividad empresarial a la que pertenece, la cantidad de empleados y centros de trabajo operativos, los valores de siniestralidad asociado al sector, así como cualquier otro dato de importancia.

2. Estructura organizativa:

Debe contemplar como está organizada la empresa, las funciones de cada empleado, las jerarquías, responsabilidades, las fórmulas de comunicación entre los diferentes departamentos, etc.

3. Factores de riesgo laboral:

Se estudiarán aquellos factores que pueden suponer un riesgo para la empresa y se determinarán un protocolo para reducirlo o evitarlo.

4. Objetivos:

Deben quedar bien claros los objetos que se persiguen con el plan, así como los recursos con los que se cuentan (estos pueden ser humanos, técnicos y económicos).

5. Servicio externalizado:

También se debe indicar si las funciones de prevención serán asumidas por parte de la empresa, o si se ha contratado un servicio ajeno que se encargue de la gestión.

Estos son los principales pasos para crear un plan de prevención de riesgos laborales, documento meramente  indispensable para el buen funcionamiento de cualquier entidad.

También te interesaría saber sobre 👇

3/5 - (1 voto)

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.