Factores de Riesgo Laboral y su clasificación

factores de riesgo laboral

Factores de riesgo

Los factores de riesgo laboral nos hablan de aquel elemento o grupos de elemento que podrían provocar una situación capaz de provocar algún tipo de daño en el trabajador.

El departamento de RRHH se debe encargar de hacer una evaluación de los riesgos que existen en cada empresa, y los que afectan a cada tipo de empleado. En base a esa evaluación, se tendrán que definir las medidas preventivas, e informar de ellas a los trabajadores.

Clasificación de los factores de riesgo laboral

Los factores de riesgo se pueden clasificar en base a determinados criterios:

1. Factores de riesgo asociados al ambiente laboral

Son aquellos factores de riesgo que están relacionados con las amenazas del ambiente y la vulnerabilidad de los empleados ante los elementos existentes. Estas son algunas de las más habituales:

a. Iluminación.

Una incorrecta iluminación podría afectar al empleado haciendo que tenga fatiga visual, efectos nocivos sobre la retina, deslumbramientos que podrían llevar a accidentes, reflejos, etc.

b. Ruido.

Hablamos de ruido cuando un sonido es demasiado alto, hasta el punto de poner en riesgo de la salud de los empleados. Nos referimos a un riesgo cuando la frecuencia y la presión del ruido excede de los parámetros normales.
Para reducir este factor, se tendrán que iniciar acciones para minimizar el ruido, incorporar los EPIs (equipos de protección individual) adecuados, entre otras estrategias.

c. Vibraciones.

Las vibraciones se pueden clasificar de diferentes formas, pero es innegable que tienen un efecto negativo sobre el empleado si son intensas y persistentes.
Podrían llegar a causar malestar, mareos, náuseas y vómitos, problemas a nivel vascular, incluso hasta afectar a la estructura de la columna vertebral.

d. Temperatura.

Una temperatura demasiado alta o baja también puede afectar a los empleados.
1. Si es demasiado baja, podría producir temblores y graves alteraciones.
2.  Si es muy alta (por ejemplo, con una exposición directa al sol), podría derivar en vértigos, mareos, así como problemas cardiovasculares.

e. Radiaciones.

Las radiaciones se pueden clasificar en 2 grandes tipos: aquellas que emiten los Rayos X (ionizantes) y aquellas que se producen por las radiaciones ultravioletas (no ionizantes).

2. Factores de riesgo relacionados con la carga de trabajo

Para comprender estos factores, es importante empezar definiendo el concepto de carga física. Una acertada definición podría ser la de aquella sucesión de elementos físicos con los que interactuará el trabajado durante su jornada de trabajo.

La carga física podría afectar a la espalda, así como a cualquier articulación.
Si el empleado tiene que afrontar una gran carga física en su trabajo, de forma continua, podría llegar a producir agotamiento y graves consecuencias para la salud.

Estos 3 factores se relacionan con la carga de trabajo:

  1. Información: la información que se ha recibido y la forma de recibirla puede afectar a la hora de hacer las tareas.
  2. Capacidad: para determinar el riesgo, habrá que sopesar la capacidad que tiene el empleado para hacer la tarea.
  3. Tiempo: también se considera el tiempo que el empleado tiene para hacer la tarea.
    Si estos factores son muy intensos y/o se unen entre sí, podrían aparecer síntomas muy diversos, como fatiga crónica, dolor muscular y de cabeza, falta de energía, incluso insomnio,
    falta de apetito y depresión.

3. Factores de riesgo provocados por agentes biológicos

Los agentes biológicos (bacterias, virus, hongos, protozoos…) son seres vivos que pueden afectar al ser humano de diferentes maneras. Lo más común es que produzcan una afección infecciona o parasitaria.

Estos factores de riesgo se pueden clasificar en 4 grandes grupos:

  1. Baja probabilidad: son aquellos factores que raramente afectarán al ser humano causando enfermedades o dolencia.
  2. Probabilidad media: estos agentes podrían causar una enfermedad. Por ello, son un importante riesgo para la salud.
  3. Probabilidad alta: además de poder causar una grave enfermedad y ser un riesgo para los empleados, también existe el riesgo que se pueda propagar entre el resto de los trabajadores de la plantilla.
  4. Probabilidad muy alta: son un grave peligro debido a la alta probabilidad de que se pueda propagar.

4. Factores de riesgo provocados por agentes químicos

Son partículas que afectan a las personas a través de la vía cutánea, digestiva y respiratoria. Pueden llegar a través de diferentes fuentes, como podría desde gases, polvo o desde el humo.

El efecto que pueden causar los factores de riesgo provocados por agentes químicos dependerá 2 de factores: del nivel de concentración y del tiempo de exposición.

Estos son los tipos de contaminantes químicos más habituales:

  1. Asfixiantes: son aquellos que impiden la entrada de oxígeno en el organismo.
  2. Anestésicos: provocan un efecto de adormecimiento o aturdimiento.
  3. Corrosivos: tienen la particularidad de afectar a los tejidos de la piel, destruyéndolos.
  4. Cancerígenos: su exposición podría producir cáncer.

5. Factores de riesgo asociados a la organización laboral

Finalmente, pero no menos importantes, estos factores de riesgos están derivados de la estructura laboral, normalmente vienen de una mala organización por parte de la empresa. Aunque pueden afectar a la salud física del empleado, lo más habitual es que afecten a la salud
psíquica.

Estos son algunos de los más comunes:

  • Falta de estabilidad en el plano laboral.
  • Ritmo de trabajo demasiado intenso.
  • Turnos de trabajo que impidan conseguir un correcto descanso.
  • Estilo de mando incompatible.
  • Nivel de comunicación o automatización incorrectos.

Estos son algunos de los efectos más comunes que producen los factores de riesgos asociados a la organización laboral:

  1. Afectan a la empresa: Pérdida de productividad por parte del empleado, pérdida de interés en su puesto, absentismo laboral.
  2. Afectan al empleado: problemas para dormir (insomnio), depresión, dolores de cabeza, fatiga, estrés, síndrome del burt out (estrés alargado en el tiempo, provocado por la sensación de no ver recompensas por los esfuerzos que se están haciendo).

Estos son los principales factores de riesgo laboral… ¡pero no los únicos! El departamento de recursos humanos debe valorarlos y tomar medidas para evitar cualquier problema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.