Riesgo químico – Qué es, tipos y ejemplos

que es riesgo quimico

Símbolo químico

Entre unos de los riesgos laborales en el puesto de trabajo tenemos al riesgo químico y es el que vamos a exponer en este apartado. Definiremos qué son los peligros químicos, los factores y los agentes causantes de producir este tipo de peligro.

¿Qué es el riesgo químico?

Según la definición el riesgo químico o también conocidos como peligro químico son aquellas condiciones con elevado potencial de causar daño a la salud ocupacional del trabajador debido a la exposición indebida a agentes químicos.

En otras palabras, el riesgo químico es aquel que se genera por la exposición no controlada por contaminantes químicos, los cuales pueden causar efectos graves en el medio ambiente y en ocasiones produciendo la muerte de los seres humanos que se han expuesto de forma indebida.

La gravedad de los efectos causados por los agentes contaminantes dependerá de algunos factores como: la naturaleza propia de las sustancias químicas; su concentración; el medio y tiempo de exposición a las mismas.

Estos efectos llamados contaminantes químicos que producen estas sustancias tienen un potencial impresionante de generar cambios, en muchos de los casos, a corto plazo y otros a mediano plazo, llegando incluso a ser irreversibles.

Tipos de riesgos químicos en salud ocupacional

Los riesgos químicos pueden ser diversos, dependiendo de los efectos nocivos que puedan generar en los organismos vivos, sobre todo en los humanos.

  • Explosivos: productos químicos que pueden explotar por una llama o aquellos que son sensibles a explotar por choques o fricciones; por ejemplo, la nitroglicerina.
  • Comburentes: sustancias químicas que tienen la capacidad de incendiar otras sustancias, facilitando la incendio e impidiendo el combate del fuego; por ejemplo, el oxígeno, el peróxido de hidrógeno.
  • Extremadamente inflamables: sustancias químicas y preparados líquidos que tienen un punto de inflamación entre los 21ºC y los 55ºC; por ejemplo, el hidrógeno.
  • Inflamables: productos químicos que pueden calentarse e inflamarse sin empleo de energía o cuando entran en contacto con el agua o el aire húmedo y desprenden gases inflamables en grandes cantidades; por ejemplo, el benceno, la acetona, etc.
  • Corrosivos: productos químicos que tienen la capacidad de destruir tejidos vivos y materiales inertes; por ejemplo, el ácido clorhídrico.  
  • Tóxicos: es la capacidad de una sustancia química de producir efectos perjudiciales sobre un ser vivo, al entrar en contacto con él.

Clasificación de los factores de riesgos químicos

factores de riesgo químico

Como se dijo en el apartado anterior, la mayoría de los riesgos químicos provienen de la industria, que no solo afectan al ser humano por vía respiratoria sino al medio ambiente en general por la consecuencia de la contaminación que se genera.

En concordancia se puede decir que los factores de riesgos químicos los determina la composición química de cada sustancia, la forma del producto químico, y la vía de penetración al organismo, los cuales pueden afectar de las siguientes maneras:

# 1. Por inhalación

Estos productos pueden esparcirse por el aire y penetrar en el sistema respiratorio, afectando directamente los alvéolos pulmonares producto de los vapores tóxicos y luego pasar a la sangre. Según la naturaleza del producto químico podrá causar efectos de diferente gravedad, afectando mayormente los órganos como el hígado, los riñones y el cerebro.

# 2. Por ingestión

Las sustancias químicas pueden ser ingeridas por accidente o por desconocimiento trayendo consecuencias para la salud: algunas inmediatas en especial aquellas causadas por sustancias corrosivas; otras después que pasan por el tracto digestivo; y otras después que se metabolizan por el organismo.

# 3. Por Contacto

Cuando se tiene contacto directo con la piel y la sustancia química; produciendo intoxicación por absorción cutánea, siempre y cuando el producto tóxico pueda atravesar la piel y esparcirse por todo el organismo. Para este escenario son más peligrosos los liposolubles, como los insecticidas y plaguicidas.

# 4. Exposición ocular

Cuando se tiene contacto con polvos químicos, gases y vapores directamente en los ojos; produciendo una lesión epitelial de la córnea o queratitis. Estos efectos pueden ser al instante o retardados y se pueden generar en un accidente industrial de carretera o ferrocarril cuando se esparce con facilidad el producto químico.

Con este tipo de exposición, por lo general se combina las lesiones al sistema respiratorio con las lesiones cutáneas.

¿Cuáles son los agentes por riesgos químicos?

simbología de riesgos químicos

Al agente químico los podemos definir como aquellos productos que cumplan los criterios establecidos por la normativa sobre el envasado y etiquetado de sustancias clasificadas como peligrosas para el medio ambiente. 

Los riesgos por agentes químicos pueden ser de varios tipos, entre estos riesgos de incendios, intoxicaciones, explosiones, hasta enfermedades profesionales.

  • Irritantes: sustancias y preparados no corrosivos, pero que al tener contacto prolongado o repetido con la piel puede provocar reacciones inflamatorias; por ejemplo, el cloruro de calcio.
  • Asfixiantes: los que impiden la llegada de oxígeno a los tejidos del organismo.
  • Neumoconióticos: aquellos productos que se acumulan en los pulmones; por ejemplo, el polvo de carbón, algodón, PVC.
  • Narcóticos: productos químicos que causan inconsciencia; por ejemplo, el cloroformo, los éteres.
  • Cancerígenos: productos que generan tumores malignos; por ejemplo, el benceno, el tolueno.
  • Sistémicos: los productos químicos que afectan un órgano de forma selectiva; por ejemplo, el uranio.
  • Radiactivos: los que emiten radiaciones nocivas para el ser humano. Pueden ser ionizantes, no ionizantes, radioisótopos.

Y en función a su capacidad de acumulación pueden producir los siguientes efectos: acumulativos, aquellos que se eliminan lentamente; parcialmente acumulativos, los cuales se acumulan lentamente, pero cuestan para ser eliminados; y los no acumulativos que se eliminan rápidamente.

2 Ejemplos de accidentes provocados por riesgos químicos

Estos eventos pueden ser incendios, explosiones y fugas o liberaciones de sustancias químicas que pueden producir enfermedades, alguna lesión o invalidez, o incluso la muerte.

A continuación 2 casos de accidentes que se originaron por contaminación química.

1. Un ejemplo famoso sobre un accidente químico es el accidente de Bhopal, en India, donde un escape de gas generado en una planta de pesticidas causó la muerte de miles de personas, y afectó a otros tantos.

2. Otro ejemplo, es el accidente químico en Panamá donde se presentaron múltiples casos de intoxicación con dietilenglicol.

Algunas actividades que pueden desencadenar riesgos químicos

Entre algunas actividades en las que pueden presentan riesgos químicos tenemos:

  • Labores de limpieza con productos químicos.
  • Tratamientos de jardines.
  • Trabajos de soldaduras.
  • Trabajos u operaciones de fundición.
  • Trabajos de docencia e investigación en laboratorios.
  • En destiladoras.
  • En rectificadoras.
  • Operaciones de desengrase.

Y para evitar este tipo de situaciones y con ello reducir el riesgo químico asociado, los productos químicos se deben almacenar en condiciones adecuadas: teniendo en cuenta las características de peligrosidad del producto; aislar los de características especiales; utilizar armarios de seguridad; entre otros.

¿Cómo prevenir los accidentes químicos?

Para prevenir cualquier incidente al manipular sustancias químicas debemos seguir algunas normas de seguridad para su correcto manejo. Hay que conocer que estos requieren de procedimientos especiales.

Aquí algunas normas a tener en cuenta en el puesto de trabajo.

  1. Seguir todas las instrucciones establecidas y trabajar con precisión en la medida que el trabajador ha sido entrenado.
  2. Prestar mucha atención mientras se trabaja con sustancias químicas.
  3. Utilizar siempre los EPP requeridos y revisar su estado antes de su uso.
  4. Asegúrese de que todos los contenedores estén correctamente etiquetados y de que el material que contiene se encuentra en un contenedor adecuado.
  5. Leer la etiqueta y la ficha de datos de seguridad (SDS) antes de utilizar cualquier material para asegurarse de que entiende los peligros y precauciones.
  6. Manejar todos los materiales únicamente para su propósito previsto. No utilice, por ejemplo, disolventes para limpiarse las manos o gasolina para limpiar el equipo.
  7. Nunca comer ni beber mientras se manipula material peligroso.
  8. Para identificar un material, no probar ni oler, para eso leer la etiqueta, consultar el SDS o tomar una muestra para su análisis.
  9. Conocer los procedimientos de emergencia y el equipo.
  10. Almacenar todos los materiales correctamente, separar los incompatibles y almacenar en áreas ventiladas, secas y frías.
  11. Mantener el aseo personal y en el área de trabajo.

Y con este apartado damos por finalizado nuestro sustancioso post sobre el riesgo químico. Esperamos toda la información te haya ayudado para aclarar dudas sobre el temas y tomar previsiones para no salir afectado por estas sustancias.

Si te fue de gran utilidad este post, no olvides en valorar y compartir en las redes sociales.

Otros tipos de riesgos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.